• Fundación Amigos de Galicia se encuentra personada como acusación popular en el caso de Marcos López Cepeda, el menor de tres años de Santiago de Compostela asfixiado presuntamente a manos de su tío el pasado 21 de septiembre de 2020.
  • La personación en esta causa la está llevando a cabo el letrado de la Fundación Amigos de Galicia, Francisco José Lago Calvo, y la procuradora Begoña Caamaño Castiñeira.
  • El letrado que representa a la Fundación Amigos de Galicia, Francisco José Lago Calvo, manifiesta sus conclusiones en relación con los informes forenses del IMELGA.
  • En la entidad centramos nuestros esfuerzos en proteger a los menores que sufran cualquier tipo de violencia, abuso o acoso, siendo éste el motivo que mueve a la entidad a personarse en estas causas.

Recién cumplido el año desde que el pequeño santiagués, Marcos Cepeda, de tres años de edad, moría asfixiado presuntamente a manos de su tío, Santiago Cepeda Quintela, el informe forense del instituto de medicina legal de Galicia (IMELGA) descartaba que el acusado sufriera un brote psicótico.

El letrado que representa a la Fundación Amigos de Galicia, Francisco José Lago Calvo, manifiesta sus conclusiones en relación con dichos informes, afirmando que “los facultativos del Área de Psiquiatría del Hospital de Santiago, psiquiatras que atendieron al investigado desde el primer día de los hechos hasta su alta hospitalaria (el 27 de octubre de 2020) descartaron que sufriese un brote psiquiátrico, asumiendo como posible diagnóstico una amnesia disociativa; e indicando que no se evidencia clínica psicótica en ningún momento a lo largo del ingreso”. 

El informe de imputabilidad del IMELGA del 18/05/2021 indica que “en fechas anteriores y próximas a los hechos, los síntomas descritos y el tipo de tratamiento orientan a un episodio depresivo de características leves”. Un diagnóstico que implica una sintomatología de intensidad clínica insuficientes para alterar las capacidades cognitivas y volitivas en relación con los investigados. 

Por lo tanto, asegura el letrado que “contextualizando en los hechos investigados este posible déficit en el control inhibitorio de respuestas automáticas/impulsivas, se puede concluir que su capacidad volitiva podría haber estado afectada de manera leve en el momento de los hechos, considerándose un nexo de causalidad en términos de parcialidad e hipótesis, nunca en términos de totalidad ni certeza”. 

La entidad justifica, por tanto “la personación en esta causa teniendo en cuenta que nos amparamos en nuestros estatutos en cuanto a la defensa de la infancia, y en este caso hay un claro conflicto de intereses en el que acusado es familiar de la víctima y la familia del pequeño ha renunciado a personarse en la causa”. 

La Fundación Amigos de Galicia presentaba a través de su letrado el pasado 04 de febrero un escrito de solicitud de diligencia al Juzgado de Instrucción Número 1 de Santiago de Compostela en el que se solicitaba dicho informe con el objetivo de llevar a cabo una efectiva defensa de los intereses de Fundación Amigos de Galicia, que no es otro que el defender los intereses de menores vulnerables e indefensos. 

Recibido el informe, el letrado ha concluido en que no hay base clínica que permita hablar ni de brote psicótico ni de trastorno mental transitorio, por lo que habría que hablar de asesinato.

Fundación Amigos de Galicia trabaja en la defensa de los menores vulnerables

Así se establece en el artículo – 6.4 de nuestros estatutos, por el que la entidad “se reservará el derecho a personarse como acusación popular en todos los procedimientos judiciales abiertos en los que existan menores desprotegidos/as”. Así como en el 6.5, referido a la protección de la infancia.

Teniendo en cuenta la experiencia de la entidad en casos donde se vulneran los derechos de los menores”, y con el objetivo de defender los derechos de los mismos; la entidad se persona como acusación popular en el caso del pequeño Marcos López Cepeda para denunciar y evitar que este tipo de acontecimientos continúen ocurriendo, siendo éste el motivo que mueve a la entidad a personarse en esta causa.

En la actualidad, en Fundación Amigos de Galicia nos encontramos personados como acusación popular en un caso similar: el de Desirée Leal, la pequeña de siete años presuntamente asesinada por su madre el tres de mayo del 2019 en Muimenta, Cospeito. La investigación apunta a que la pequeña fue presuntamente asfixiada por su progenitora, que actualmente se encuentra en prisión como sospechosa principal de la muerte de la pequeña. 

En este caso, el proceso judicial continúa abierto. 

Pero estos no son casos aislados. En nuestra comunidad, destaca también el caso del parricida de Moraña, David Oubel, que acabó con las vidas de sus dos hijas Candela y Amaia, el día que debía devolver a las pequeñas a la madre. Otro de los casos es el del coruñés Marcos Javier Miras Montáñez, que mató a su único hijo, de 11 años, en un monte de Oza Cesuras el Día de la Madre de 2017 para vengarse de su exmujer. A un tercer gallego se le aplicó también la prisión permanente revisable recientemente. Es el lucense Iván Pardo Pena, al que se le impuso en octubre de 2020, tras torturar y asesinar a su sobrina política en Sabiñánigo-Huesca, hechos ocurridos en julio de 2017.

Causas en las que la entidad actúa como acusación

La entidad también se personaba como acusación en una causa similar ocurrida en Ourense; relacionado con la muerte de un bebé y la lesión de su mellizo de dos meses ocurrido en el pasado mes de marzo de 2019. Fundación Amigos de Galicia actuó en favor de los derechos de los menores y contra los progenitores de estos por un delito de homicidio por imprudencia, por el cual se les impuso un año de prisión; así como por un delito de lesiones por el cual se les impuso 2 años de prisión. Además de las penas citadas, también se les impuso la privación de la patria potestad previsto en el art.56 sobre el menor afectado solicitada por la defensa de la entidad; manifestándose la misma satisfecha con esta resolución con el objetivo de garantizar la protección de los derechos del menor.

Cabe destacar que desde la entidad no sólo nos personamos durante el proceso judicial, sino que además realizamos un seguimiento posterior. En los casos juzgados continuamos velando porque se cumplan las sentencias y, con ello, los derechos de los menores.

+ Información sobre la resolución del caso de Ourense: 

https://cutt.ly/Emzhqob

Desde Fundación Amigos de Galicia decidimos personarnos en estas causas porque queremos que los derechos de los niños prevalezcan; así como para exigir el cumplimiento de las penas de las personas que incurren en los mismos.

+ Otras causas:

TRIPLE ASESINATO DE VALGA 

CASO MENOR MONDOÑEDO: la entidad se persona en el caso de un menor presuntamente maltratado por su entorno familiar. 

CASO VEDRA: Un menor que sufre presuntamente a manos de sus progenitores el síndrome del niño zarandeado. 

CASO SALESIANO ABUSOS A MENORES: la entidad actúa como acusación popular en la causa de los presuntos delitos escolares a menores por parte de un salesiano de Vigo durante unos campamentos de verano en Cambados.

-CASO CLARA EXPÓSITO: de Lugo asesinada a manos de su pareja. La entidad actúa en defensa de la menor y la familia vulnerable implicada.